Inicio > Noticias > José Manuel Díez Quintanilla: “Tragsa es una plataforma para apoyar la internacionalización del sector privado”

José Manuel Díez Quintanilla: “Tragsa es una plataforma para apoyar la internacionalización del sector privado”

miércoles, 11 de mayo de 2016 Dejar un comentario Ir a comentarios

Club de Exportadores e Inversores. Boletín informativo n.º 87 (mayo 2016)
ENTREVISTA
Perteneciente a la SEPI, el Grupo Tragsa está especializado en el desarrollo rural, la conservación de la naturaleza y la prestación de servicios de emergencia. Su principal cliente es la Administración pública española, aunque también trabaja —y cada vez más— para Gobiernos extranjeros y organismos multilaterales. En esta entrevista, el secretario general de la compañía, D. José Manuel Díez Quintanilla, reivindica su papel como palanca para la internacionalización del sector privado español: “Una veintena de consorcios en los que el grupo ha participado junto a empresas españolas han resultado adjudicatarios de proyectos en el exterior”.

¿En qué consiste la actividad del Grupo Tragsa?
Tras casi cuatro décadas de experiencia al servicio de la sociedad, actuando como instrumento de las Administraciones públicas, hoy hemos conseguido representar la vanguardia en la mayor parte de las líneas que definen nuestra actividad. Entre ellas, los servicios agrícolas y ganaderos, la gestión hídrica, el desarrollo rural, la conservación y protección medioambiental o la rehabilitación del patrimonio histórico. La distribución nacional del grupo, con delegaciones en todas las provincias, así como nuestra amplia presencia internacional, con especial implantación en América Latina, nos permite proporcionar una respuesta ágil, eficaz y con la máxima calidad ante las demandas de nuestros clientes.

¿Cómo se organiza internamente el grupo?
En España, se distribuye en cinco unidades territoriales que abarcan en su totalidad el actual mapa autonómico. Desde Madrid, además, se prestan los servicios centrales comunes al conjunto del grupo, hoy conformado por cuatro empresas: Tragsa, la empresa matriz, fundada en 1977; su primera filial, Tragsatec, creada en 1989; Cytasa, constituida en Paraguay en 1978, y Tragsa Brasil, creada hace sólo tres años.

¿La fundación de Cytasa marcó el inicio de su expansión internacional?
La especial naturaleza de los trabajos allí desarrollados, estrechamente vinculados a la gestión agroforestal de una explotación productiva, invita a considerar otro hito como el arranque definitivo de la actividad internacional del grupo. En realidad, fue en 1985, cuando se implementó en Costa Rica, por encargo del Banco Interamericano de Desarrollo, el diseño y puesta en regadío del distrito de El Arenal Tenpisque, que viene a representar el primer proyecto internacional ejecutado por el grupo.

¿Cuál es el modelo de internacionalización de la compañía?
El proceso de internacionalización ha venido ligado al servicio que el grupo presta a las Administraciones públicas en sus actividades en el exterior, especialmente como apoyo a la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID). En este sentido, tuvo gran relevancia el proyecto de desarrollo rural integral iniciado en 1989 en Angola por la agencia, en el que participamos activamente durante cinco años, en un contexto complejo de plena guerra civil.

De forma complementaria, mientras apoyábamos a otras unidades de la Administración con actividad internacional, como el Ministerio de Cultura o el Ministerio de Economía, desde 2011 se diversificó la estrategia exterior comenzando a participar en procesos de licitación internacional, y tratando de generar alianzas con Gobiernos extranjeros y organismos multilaterales, procediendo para ello a la apertura de sucursales en los países más prioritarios o en ubicaciones estratégicas.

Esta combinación de acciones vino a materializar la sinergia que hoy por hoy hace del Grupo Tragsa, además de una herramienta de las Administraciones para el desarrollo de sus acciones, también una plataforma para apoyar la internacionalización del sector privado.

¿Cómo contribuye Tragsa a la internacionalización del sector privado?
A través de las alianzas con compañías españolas para la participación en procesos internacionales, el grupo pone a disposición de distintas firmas sus capacidades técnicas, estructurales e institucionales, ampliando las expectativas para una mejor llegada a nuevos mercados. En este sentido, trabajamos directamente con empresas y asociaciones empresariales, así como con las agencias públicas para la internacionalización del sector privado, fundamentalmente orientado a nuestras pymes. Hasta la fecha, alrededor de una veintena de consorcios en los que el grupo ha participado junto a empresas españolas han resultado adjudicatarios de proyectos en el exterior.

¿En cuántos países han realizado proyectos?
El Grupo Tragsa ha ejecutado proyectos en más de 40 países, sobre todo en América Latina y en los países del Sahel africano. Hoy por hoy, el grupo tiene filiales en Paraguay y Brasil y mantiene sucursales en Costa Rica, Panamá, Nicaragua, Honduras, Perú, Bolivia, Colombia y Ecuador en América; en Ghana, Malí y Argelia en África, así como en Turquía. A muy corto plazo, tenemos prevista nuestra implantación en México y Angola.

¿Cuál es el perfil de los clientes de Tragsa en el exterior?
El grupo persigue, de forma preferente, la contratación de las Administraciones públicas extranjeras, ya sea a nivel nacional, regional o local, así como por instituciones financieras internacionales, generalmente representadas por organismos multilaterales para el desarrollo. Como es lógico, esto sucede de forma complementaria al apoyo a las diferentes unidades de la Administración española en su acción exterior.

Dentro de su oferta de servicios, ¿alguno de ellos es especialmente demandado por sus clientes en el exterior?
En el ámbito de la cooperación internacional, las actuaciones más demandadas son aquellas vinculadas a la gestión del agua y los servicios agrícolas y rurales. A esto se suma la construcción o rehabilitación de infraestructuras y la prestación de servicios medioambientales cuando los clientes son Administraciones de otros países.

¿Cómo se imagina el futuro de Tragsa?
Seguiremos centrados en responder positivamente a las necesidades de las Administraciones públicas españolas, conservando nuestra vocación de servicio público y resultando una herramienta eficaz para la materialización de las políticas ligadas fundamentalmente a los ámbitos agrario y medioambiental, en los que se dará una marcada influencia de la acción para la mitigación y la adaptación ante el cambio climático.

Desde una perspectiva internacional, imagino a Tragsa consolidada como apoyo a la acción exterior, tanto española como europea, sirviendo como palanca para la internacionalización de nuestro tejido empresarial y resultando de utilidad a las diferentes Administraciones y organismos internacionales a partir de la innovación y la calidad de nuestros trabajos.

¿Recuerda de forma especial alguna anécdota relacionada con su actividad internacional?
Cuando en los momentos más duros de la crisis económica sufrida por España tuve la oportunidad de tener un encuentro comercial con un ministro de un país petrolero, le escuchamos decir que requería la mejor solución, subrayando que no le importaba lo que ésta le costase. Cuando años más tarde nos encontramos con la caída de los precios del crudo y las consiguientes dificultades económicas de algunos países, uno termina por volver a corroborar la importancia de la prudencia y la responsabilidad en la gestión, como mejor punto de partida para hacer bien las cosas, que es sin duda nuestra obligación.

Artículo original

  1. Sin comentarios aún.
  1. Sin trackbacks aún.